KPI’s: ¿Cuáles y cómo elegirlos?

KPIs

Implementa estos indicadores para medir el rendimiento de tu negocio

En otro de nuestros artículos te platicamos lo básico sobre los KPI’s (Key Performance Indicator por sus siglas en inglés) y su gran funcionalidad para medir el rendimiento de tu negocio y así poder alcanzar los objetivos que te propongas. 

La importancia de contar con KPI’s es grandísima por el simple hecho de que nos permiten identificar qué está funcionando y qué no en nuestro negocio. Son fundamentales para medir el éxito y saber si continuamos por el mismo camino o si ya necesitamos cambiarlo. Prácticamente, si no medimos a través de estos indicadores, es como si nuestro trabajo no contara. 

Pero hay que tener mucho cuidado. No podemos caer en el error de querer medirlo todo. Además de ser humanamente imposible, no nos serviría de mucho. Hay que aprender a identificar cuáles son los adecuados y descartar aquellos KPI’s que no sean relevantes para los propósitos de nuestro negocio y empresa. ¿Cómo hacerlo? 

Para contestar esta interrogante, es necesario que te hagas un par de preguntas más. ¿Qué datos quieres medir? ¿Por qué quieres medir ese dato? Ambas siempre deben de ir de la mano y sus respuestas deben de ser positivas para dos preguntas más. ¿Medirlo ayudará a dar seguimiento de los resultados en alguno de nuestros objetivos? ¿Medirlo es un factor clave para la empresa? 

Si consideras que lo que quieres medir es clave para la empresa y va acorde a sus objetivos, entonces hay que plantearse nuevas preguntas. ¿Quién será el responsable de medir y supervisar ese indicador?, ¿con qué periodicidad conviene medirlo y supervisarlo?

Tomarte el tiempo para responder de manera sincera y concreta estas preguntas es importante para saber si los KPI’s que estás eligiendo te ayudarán a actuar de la mejor manera para lograr los objetivos planteados. Y es que detrás de la implementación de cualquier KPI debe de haber una correcta planificación estratégica, pues  no serviría de nada medir los resultados de unas acciones mal planteadas desde el inicio.

Por eso, aunque todos los KPI’s deben cumplir con algunas características esenciales, cada empresa debe de tener sus propios indicadores con base en una planificación que incluya su modelo de negocio, objetivos, factores claves, etc. 

Y aun así, dentro de una misma empresa se deben elegir diferentes indicadores pensados según las áreas o departamentos en que esté dividida. Por supuesto que los KPI’s de Finanzas necesitan ser totalmente distintos a los de Marketing. Si no estamos haciendo lo mismo, la manera en que medimos tampoco debe ser la misma. 

Además de la guía de preguntas que ya te presentamos,  para que te des una idea de cuáles KPI’s pueden ser de mayor ayuda en tu negocio, te compartimos algunos ejemplos de indicadores de rendimiento para diferentes ámbitos. 

Indicadores financieros. Medir niveles de deuda, capacidad de endeudamiento, liquidez, solvencia, margen de utilidad, reducción de costes, rentabilidad, etc.

Indicadores de logística. Medir cantidad de pedidos, de entregas, stock, rotación de inventarios, errores de facturación, tiempos de entrega y tiempos de reposición, etc. 

Indicadores de ventas. Medir rentabilidad media de las ventas, Índice de fidelización, reclamaciones, devoluciones, visitas de clientes, llamadas telefónicas, clientes nuevos/recurrentes, etc. 

Indicadores de producción. Medir niveles de producción, eficiencia de procesos, materiales utilizados en el proceso de producción, etc.

Indicadores de calidad. Medir porcentaje de defectos que se presenta en el proceso de producción, nivel de calidad de los productos, cantidad de fallas en equipos y procesos, interrupciones inesperadas o forzadas, etc.

Eso sí, sean del departamento o área que sean, todos los datos a los que hagan referencia los KPI’s deben ser ciertos, coherentes y creíbles. No deben de tener interpretaciones ni conclusiones; solo datos. Es decir, información relevante que complemente los informes en donde sí hay conclusiones. 

Y por supuesto, deben de especificar las temporalidades en que se hicieron las mediciones. De esta manera nos ayudarán a hacer comparaciones en un futuro sobre diferentes periodos. 

A eso, súmale que toda la información a recabada debe ser simple y fácil de interpretar. Por eso es importante que se puedan visualizar y comparar los datos de un vistazo. Una muy buena opción para hacerlo es a través de cuadros de mando, que permiten ver de manera sencilla y rápida los datos obtenidos a partir de nuestros KPI’s. 

¡No hay pretextos! Comienza a idear los KPI’s para tu negocio desde hoy.