El consumo tras la pandemia

Hábitos de consumo

¿Cómo cambiaron los hábitos de consumo durante el Covid-19?

Nuestros hábitos de consumo cambiaron bastante este 2020 a partir de la llegada del Coronavirus. Tanto que hasta podríamos hablar de dos eras: A.C. y D.C. Nuestro consumo Antes del Coronavirus y Después del Coronavirus.  

¿Cómo la pandemia cambió nuestros hábitos de consumo? Bueno, en primer lugar, de seguro notaste las compras de pánico que hubo cuando se dieron a conocer los primeros casos de Covid-19 en el país. Desde suministros excesivos de papel higiénico hasta los desinfectantes agotados, el consumo de las personas empezó a cambiar de manera radical.  

No sólo se incrementó la demanda de artículos de limpieza, cuidado personal o productos enlatados, también aumentó el consumo de servicios online. 

La vida online

Al ponerle pausa a muchas de nuestras actividades físicas cotidianas, incrementó el consumo de servicios por Internet, como el streaming o juegos online. A tal punto que algunas plataformas como Netflix, Amazon Prime y YouTube tomaron como medida reducir la calidad en sus videos para garantizar su disponibilidad y evitar la saturación de la red. 

Y no sólo eso, debido al confinamiento por el Covid, también creció la preferencia por el e-commerce. Incluso aquellos mexicanos que no estaban acostumbrados al consumo digital, se están mudando a los métodos de compras, entregas a domicilio y pagos online.

Existen tres principales razones por las que las personas están prefiriendo comprar en línea, según la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO). En primer lugar, porque  el 55% de las personas prefiere no salir de su casa por la contingencia. En segundo, porque el 48% quiere evitar las aglomeraciones en tiendas físicas. Y en tercero, porque los consumidores indican que en internet han encontrado más y mejores ofertas a diferencia de las tiendas físicas.

Además de tener un gran impulso en estos momentos de crisis, se espera que el comercio electrónico prevalezca y sea sostenible durante todo este año y el siguiente. También se prevé un crecimiento de la banca electrónica para pagos de servicios, la educación en línea, los servicios de internet, etc. 

Esto no es fortuito. El motivo por el que las personas seguirán utilizando métodos de compra, consumo y pago online es que a diferencia que antes cuando muchos preferían hacer pagos y compras de manera física, durante la contingencia pudieron comprobar que el e-commerce es más seguro y confiable de lo que pensaban.

Esto trae nuevos retos para las empresas. El principal, la migración de sus productos y servicios a las plataformas digitales, lo que podría resultar en un crecimiento y mayor alcance. Por eso es más importante que nunca estar al tanto y escuchar las preferencias de los consumidores para poder acercarse a ellos anticipándose a sus preocupaciones y necesidades. 

Por ejemplo, algunos pronósticos, como los del sitio ey.com son que a consecuencia de las medidas de aislamiento aplicadas en casi todo el mundo, se espera que una vez terminada la contingencia, los consumidores gasten más en actividades fuera de casa, como comidas en restaurantes, viajes y excursiones. 

¿Tus hábitos de consumo cambiaron gracias al Covid-19?, ¡Cuéntanos!